prevnext
Menu

Historia

Como pareja, los fundadores de YííMTíí…Naim Sultan (EU/libanés) y Marytere Farell (mexicana), llegamos a vivir a esta tierra en el 2001. Al encontrarla, agradecimos mucho la oportunidad de ser los resguardadores de este pedacito de costa mágica. Ambos compartíamos el mismo amor a la naturaleza, el gusto de perderse por semanas acampando dentro de bosques ancestrales, el mismo sueño de vivir alejados lo más que se pudiera de la “civilización”.

Así, cuando llegamos, recorríamos el camino desde la carretera, a lo largo del río, a la comunidad de Zapotengo y por sendero peatonal de subida hacia nuestro montecito paraíso. El encotrar la comunidad de Zapotengo para nosotros fue parte de nuestro sueño hecho realidad… una comunidad todavía muy pura en cuestión de modernidad (casi nadie tenía coche) y acogedora con cualquier visitante. La comunidad nos adoptó y nos reconoció como los gringos locos (a pesar de que Marytere sea mexicana) que vivían ahí arriba del cerro. Estuvimos acampando por cuatro años en un campamento rústico que fue evolucionando con nuestra estancia en Yíímtíí. Los primeros años nos íbamos a trabajar unos 5 meses a Estados Unidos y el resto del tiempo la pasábamos aquí. Naim excavaba el pozo, Marytere construyendo y cuidando el refugio… Nuestra cama era una pequeña tienda de campaña, teníamos una sombra de palma de coco con huacales como muebles y un círculo de fuego para cocinar, el siguiente año evolucionamos a una estufa de leña de barro y a tener mesa y sillas. Así nuestro jacalito año con año se volvía más y más lujoso. Para ir de compras los lunes al mercado de Pochutla cargábamos con nuestro back pack de excursión para cargar las frutas y verduras que íbamos comiendo dependiendo de su tiempo de vida, pues no teníamos refrigerador. Leíamos con nuestras linternas de cabeza y años después nos conseguimos una linterna de gas. Después empezamos con la construcción de la casa y la vida rústica verdadera más o menos terminó, al tener el lujo de una construcción con cama y estufa de gas…

Así poco a poco Yíímtíí ha ido naciendo, con sus diferentes áreas. Empezamos a recibir retiros en el 2006 y la respuesta de la gente en su trabajo interior al estar en este entorno ha cambiado la vida a muchos de nuestros visitantes que se han conectado con la Madre Tierra aquí. Esto nos animó mucho para seguir compartiendo este regalo con mucha gente y definiendo la misión de ser un centro de educación ecológica y sustentabilidad.